Buscar

Este es un espacio para expresar mis frustraciones e ideas

Categoría

alfabetizacion digital

Mi obra ficticia

300221_2257513290068_1801396721_n

 

Mi mente es un poco obsesiva, aprecia mucho lo grotesco y le gusta disfrutar de la sencillez y hermosura de las cosas. Mi mente no conoce la palabra reposo, mi cuerpo descansa y ella levita y se pone a ejercer múltiples actividades, algunas creativas aunque yo ni soy ni seré jamás artista de nada, si acaso aprendiz de muchas cosas. Soy un persona muy disciplinada y crítica. Podría definirme como hedonista profesional, algo raruna si es que hay un estándar de normalidad, me ilusiono con igual facilidad que racionalizo.

Fantaseo en este espacio, es donde me lo permito…y las fantasías a fin de cuentas son eso, utopías que nunca deben ser punibles por muy oscuras que me salgan. En este espacio no hay más censura que la que yo misma me autoimpongo y, es que ni siquiera en mi propio espacio puedo ser completamente libre. En mis sueños sí lo soy. Y esta falta de libertad en un espacio personal a veces me parece demencial, insano, antinatural y demasiado puritano. Muchas de las fantasías que tengo y con las que disfruto pero no llego a plasmar, son impublicables, no querría que fuesen firmadas de ninguna manera, porque al fin y al cabo a todos nos gusta movernos dentro de un “orden reputacional”. Vamos que la realidad son estas palabras y, aunque muchas están cargadas de fantasía soy consciente que son dos mundos separados. Solo un ser tarado podría no distinguir entre ambos mundos.

Voladura mental publicable del día.

#voladurasmentales

Anuncios

El escudo social

Mentir en redes sociales

EL ESCUDO SOCIAL. Me he permitido la licencia de acuñar este término después de tiempo observando los comportamientos de la gente en los nuevos canales de comunicación.

Trataré de definirlo… conoces bien a tus amigos, sabes como son y se comportan, los ves físicamente y tienes una idea creada de ellos, pero de pronto llega un día que los observas virtualmente y ese amigo se convierte en un completo desconocido en el ciberespacio ¿se está poniendo un escudo social? ¿Cuál es tu amigo en realidad el físico o el virtual?

Antes de que existiese Facebook, Wassap, Twitter y canales de comunicación varios todos nos llamábamos por teléfono o quedábamos para comunicarnos, a lo sumo nos mandábamos un mensaje de texto pero sin abusar ya que por aquel entonces el coste de los mismos era elevado. Hoy día, el panorama ha cambiado, no estoy descubriendo América citando este hecho claro está.

En los foros, hace ya años me sorprendía tras leer post de gente muy cercana a mí, usuarios que conocía y que cuando los leía no reconocía la imagen que de ellos proyectaban. Este hecho me llevo a abandonar un poco estos espacios pues me daba rabia que la gente se ocultara tras un escudo social. Yo no trato de ponerme máscaras, soy como soy, cuando escribo en un foro, en face o donde quiera que sea. Está claro que hay que cuidar el registro según en qué espacios pero…es necesario crearse un superyo diferente?? Quizás yo esté equivocada en este aspecto porque son tantos los usuarios que tratan de proyectar una imagen de sí mismos distorsionada que cada vez me sorprendo más. Ahora ya no puedo cambiar los escenarios, dada mi profesión y la situación actual ya no es viable abandonar todos los espacios y quedar ajena al entorno, así que a tragar!

Mensajes malinterpretados, palabras no dichas, suposiciones falsas… todo ello puede llevar a una persona a cargarse de fuerza y energía , a proyectar un superyo hasta ahora inexistente contra un conocido. ¿¿Por qué malinterpretar las palabras dichas por un mensaje y tomarlas con un tono altivo?? ¿¿volcar un cubo de ira contra otra persona?? ¿No es más fácil conversar? ¿Me dices por wassap/line cosas que no me dirías a la cara? ¿Quién está al otro lado? ¿Te conozco?

Por no hablar de otros canales llámese Badoo o Meetic… de chico conoce a chica y tanto uno como otro tratan de contar a la persona a través de un chat una proyección sobre su persona que ellos mismos son conscientes que nada tiene que ver con lo real. ¿No se trata de conocer a alguien? ¿Por qué mentir? ¿Por qué tratar de sorprender si luego si eso prospera se va a descubrir? ¿No es una pérdida de tiempo? ¿Se está convirtiendo esto en un hobby más? 

Este post va dedicado a todas aquellas personas que se crean su propio escudo social, a las que buscan su superyó en un foro, mostrando su vida en facebook, poniendo los dientes largos al personal a través de Foursquare, Twitter… a las que confían su alma a Wassap y se olvidan de quién es su interlocutor…. en definitiva a todas esas personas que puntual o permanentemente se ponen su escudo social y echan a andar.

¿Ponerse un escudo social es un hobby o se ha convertido ya en una necesidad?

cropped-mg_5628.jpg

Las WebQuest

 Las Webquest son tareas atractivas para los alumnos por tanto suponen una excelente actividad que desarrolla procesos de pensamiento superior y está orientada a la investigación y la información, para ello se utilizan los recursos disponibles en Internet.

El uso de las Webquests en el aula favorece la alfabetización digital de los alumnos pues se les permite practicar con el mundo digital mediante unas pautas previamente marcadas. No se trata de responder a unas simples preguntas, el alumno debe realizar la actividad en grupo y resolver diferentes cuestiones mediante el uso de buscadores como Google u otras herramientas propuestas por el docente.

Favorece la resolución de problemas ya que permite que los alumnos elaboren su pensamiento de los conocimientos que desarrollan mediante la actividad y el trabajo en grupo. El alumno navega por Internet con un objetivo en la mente, el de resolver una tarea encomendada por el profesor.

El docente no puede plantear la Webquest y esperar, debe procurar que los alumnos distribuyan su tiempo de forma efectiva.

La Webquest debe contener los siguientes elementos:

  •  Una introducción o puesta en situación
  • Tarea,  el objetivo que los alumnos han de cumplir.
  • Proceso: las pautas que se deben seguir para lograr los objetivos y los recursos (guía de enlaces).
  • Evaluación: cómo se evalúa la realización.
  • Conclusión: se aglutinan los aprendizajes vistos y se alienta al alumno a continuar.

Para el diseño de una WebQuest debemos de tener en cuenta diferentes aspectos. Un aspecto clave y uno de los principales objetivos es la implicación del alumno en el proceso de investigación y la transformación de la información obtenida, como ya he citado no se trata de un cuestionario de pregunta – respuesta. Los alumnos deben actuar, lo importante es que piensen y que transformen la información en conocimientos. No debemos de olvidar que este tipo de actividades han de realizarse en grupo, mediante un trabajo cooperativo.

Existen WebQuests de corta y de larga duración dependiendo de los objetivos el docente debe realizar una adecuada selección de los contenidos.

Infografía: El vídeo en la enseñanza

Mi marca personal

Llevo tiempo planteándome la siguiente cuestión ¿Continúo con mi pseudónimo terrerrizos o uso mi nombre propio? Cuando creé este espacio ya me hacía la misma pregunta… ¿el blog debe llamarse terrerrizos o miriampastor?

Cuando abrí mi primer cuenta en Twitter, a final de 2008, aún habían muchos nicks disponibles, ello me permitió registrar @myriampastor. No obstante, sin previo aviso un día Twitter cerró mi cuenta y, es muy difícil contactar con los señores de Twitter y que respondan. Así las cosas decidí crear una cuenta con el nick que había utilizado hasta la fecha para mi mail, una palabra simpática y graciosa que se me ocurrió junto con un buen amigo en 2006: @terrerrizos. Por aquel entonces nadie hablaba de reputación online y cuestiones similares. No obstante el hacer uso durante años de mi nick @terrerrizos, ha dejado una huella digital en la red. A día de hoy, la búsqueda del término terrerrizos arroja en Google 1.560 resultados, son bastantes teniendo en cuenta que su único uso ha sido Twitter (ya que en foros siempre uso nicks diferentes).

Ayer durante una clase sobre analítica web en el máster de comercio electrónico y marketing online que estoy cursando Miguel López también conocido como @tallerseo (aunque le pese) me hizo recapacitar sobre el tema. Él mismo no se acordaba si me llama terarrizos o cómo ¿quiero yo que me conozcan por un nombre difícilmente pronunciable? ¿No soy yo Miriam Pastor? ¿Y si me quedo calva? ¿Dónde quedarán mis rizos?

Como he comentado, tenía una cuenta registrada en Twitter con el nombre de @myriampastor y, desde hace escasos tres meses Twitter nos permite cambiar los nicks a nuestras cuentas así que hice lo siguiente:

1º. Accedí a mi abandonada cuenta sin followers @myriampastor la llamé por escasos minutos @terehash

2º. Al cambiar el nombre de la anterior cuenta, dejé liberado el nick de la marca personal que voy a usar a partir de ahora. Así que rápidamente accedí a @terrerrizos y lo sustituí por el recién liberado @myriampastor

3º. El tercer y último paso fue acceder de nuevo a mi cuenta abandonada y nombrarla como @terrerrizos pues, tantos años haciendo uso de este nick, no quiero dejarlo libre. Alguien se preguntará el por qué, la respuesta es sencilla: No creo que existan muchas @terrerrizos en el universo digital así que no me hace gracia que alguien haga uso del nick que he utilizado hasta la fecha pues se puede confundir con mi propia persona, afectando ello a mi reputación online.

La pregunta que me hacía era…estoy en lo correcto? ¿Me conviene dejar atrás mi huella digital y comenzar este nuevo bagaje? ¿Es la decisión acertada?  Hasta la fecha, no lo sé pero en su día tomé la decisión de llamar a este blog miriampastor, es por ello que prefiero continuar en la misma línea y ya que Twitter me ha permitido de nuevo recuperar mi identidad inicial sin perder mis followers, voy a apostar por ello y sembrar de nuevo el panorama digital con mi nombre propio que bien lo escribo con Y o con I.

El personal branding es una cuestión en auge y, si mi interés es expresar mi palabra, contar mis inquietudes, quizás sea mejor escribir bajo mi nombre personal ya que no poseo ningún fin comercial. Si yo fuese una marca, un personaje reconocido o similar, tal vez apostaría por continuar con un nombre ya creado y con su rastro digital pero, como pienso seguir dejando “huella” y expresando mi voz, tal vez es mejor que se me reconozca (si es que alguien se acuerda de algo) por quién soy Miriam Pastor.

Robin Good nos explica en este vídeo más sobre el citado tema:

Escolares sin deberes

Ayer leía en prensa un artículo que me llamaba bastante la atención y por ello voy a reflexionar en este espacio: “Huelga de deberes franceses para evitar la desigualdad”

En Francia, la Asociación más grande de padres y madres ha convocado una “Quincena sin deberes”, según argumentan los padres de los alumnos el enviar tareas escritas para casa no hace más que acrecentar las desigualdades entre los niños que pueden recibir un apoyo por parte de algún adulto que controle la materia y los que no.

Desde el año 1956 en Francia una circular prohibió encargar deberes escritos a los escolares de primaria, me pregunto…¿escritos en papel físico? Imagino que por aquel entonces nadie se hacía este planteamiento.

La Federación de Consejos de Padres de Alumnos ha creado un blog reivindicando la causa, parece ser que estos padres algo de alfabetización digital poseen. Según exponen, los deberes generan conflictos entre padres e hijos en los hogares y son una pérdida de tiempo, ¿en qué época los deberes no han sido una carga tanto para alumnos como para padres? ¿Debemos eliminarlos?

Desde mi punto de vista, los deberes son algo necesario para los alumnos pues podemos traducirlos como una responsabilidad que estos deben adquirir con la escuela. Si los alumnos van a la escuela y al salir por la puerta dejan de lado y no repasan la lección, probablemente esta quedará en el olvido para aquellos niños que no dispongan de una gran capacidad intelectual. Está claro que los deberes son un refuerzo que ayuda a afianzar los conocimientos que han ido adquiriendo en las aulas, al tiempo que supone una responsabilidad que los niños deben adquirir desde edad temprana con la escuela.

Parece ser que muchos padres llegan a casa cansados de su trabajo y lo que menos les apetece es tener que lidiar con un niño que les reclama y necesita de su apoyo para realizar sus tareas escolares, según estos esa responsabilidad recae en el profesor que para eso asume el rol social de formador. ¿No debe existir pues una coeducación escuela – hogar? A mi parecer es muy necesaria y, si como argumentan estos padres, el problema radica en que hay niños que no cuentan con el apoyo extraescolar, me parece que con las tecnologías puestas al alcance de cualquier adulto, este problema es fácilmente solventable.

Suelo ser en mis artículos defensora de todos los avances tecnológicos, luchadora acérrima por una alfabetización digital, una revolución escolar , adaptación de la educación a la nueva era… en teoría una reivindicación como la mencionada también podría parecerme algo idóneo, pues he de manifestar mi descontento puesto que una cosa es revolucionar el sistema educativo y adaptarlo a los nuevos tiempos y otra muy dispar sería ir a la ley del mínimo esfuerzo en la educación familiar. Me parece que la lucha de este conjunto bien pudiera pasar por una renovación en la forma de mandar la tarea escolar, pero de ahí a…¿erradicarla?? No señores, me parece algo necesario para el desarrollo vital del individuo ya que, adquiriendo responsabilidades desde edades tempranas, estamos formando a individuos preparados para adaptarse progresivamente al entorno social.

Fuente de la imagen: padre-familia.com

La video – lección: complemento formativo en el aula

Todos conocemos la plataforma Youtube, el gran fenómeno del vídeo. Cada usuario escoge los contenidos que desea visionar: unos utilizamos la plataforma por entretenimiento, otros para informarnos. Yo accedo a Youtube, Vimeo y otras plataformas en la mayoría de ocasiones para complementar mi formación, consulto vídeo tutoriales que son muy útiles en diversas materias.

 En Youtube existen  canales creados por expertos, prescriptores, usuarios… que suponen una importante fuente de información. En multitud de ocasiones he consultado tutoriales que los usuarios de forma altruista cuelgan en la red y que me solventan numerosas dudas, desde como arreglar un televisor, hackear un dispositivo móvil, utilizar herramientas diversas, escoger colchones…

 La  semana pasada nos visitaba en Barcelona el físico Walter Lewin con motivo de la presentación de su nuevo libro “Por amor a la física”. Este señor posee un canal en Youtube donde explica de forma muy amena y con ejemplos su campo de investigación: la física. Walter Lewin, posee muchas inquietudes y decidió crear un canal de Youtube en el que compartir con el resto del mundo sus didácticas e ilustrativas clases. merece la pena ver su canal y la forma tan ilustrativa que tiene este señor de presentar y explicar su pasión por la física.

 

Estamos ante un nuevo concepto de aprendizaje, enseñar a los alumnos por medio de videos es una buena forma de aprovechar esta nube de contenidos que existen en la WEB. Seguramente todos hemos consultado contenido en la red y además de leer, hemos acudido a tutoriales que suelen ser muy prácticos a la hora de solventar dudas. Considero que los maestros no deberían obviar esta potente herramienta, no digo que sean ellos mismos los que tengan que generar este contenido pero, si sería muy práctico que rastrearan y buscaran material de apoyo para sus clases

Alfabetización digital para todos

Vivimos en una sociedad que ha cambiado muy rápido. En los últimos años hemos modificado la forma de comunicarnos e introducido en nuestras vidas otros canales de comunicación paralelos a los habituales. Podríamos citas nombres de redes sociales: Facebook, la más popular; Twitter, ganando terreno; Tuenti, para los adolescentes ¿?; LinkedIn, para hacer networking…. Y así continuar con la lista y hacerla kilométrica. Mi duda es: ¿sabemos hacer uso de estas herramientas? Hablemos de Facebook, la red social por excelencia, esa en la que muchos usuarios tienes abiertos sus contenidos, perfiles públicos y en la mayoría de las ocasiones por completo desconocimiento.

Acabo de escuchar por televisión un noticia que me ha llamado la atención: una mujer de Madrid sentenciada por hacer por colgar una foto en la que llevaba una camiseta con el lema: “Mi exmarido es un gilipollas”. La mujer debe pagar 1.000€ y estar ocho dias recluida en su domicilio. Su exmarido no era amigo de la mujer en Facebook, esta asegura que su perfil no era público es decir, tenía acotada su privacidad. Es posible que alguno de sus supuesto “amigos” en Facebook, mostraron las imágenes al exmarido.

La noticia en un principio me ha parecido cómica, he sonreído al escucharla y pensado: anda que…. pero enseguida he reflexionado, es un comportamiento habitual,  esta mujer no es la única que realiza acciones dentro de las redes sociales sin conocer cuáles pueden ser las consecuencias. Cada vez más los usuarios pensamos que dentro de la red todo vale pero, está claro que no es así, no lo digo yo, lo dice el Juez. Mucha gente se escuda en la frase: “Es mi muro y cuelgo lo que yo quiero”. Es tu muro si pero, ¿conoces la política de privacidad de estos espacios? ¿Sabes quiénes son tus amigos? ¿Los riesgos a los que te expones?

Esta noticia, es solo un ejemplo pero, todo ha cambiado tan rápido que la alfabetización digital a diferentes niveles la necesitan tanto niños, adolescentes y mayores. Los adultos deberían tener iniciativa e informarse de lo que se puede y no se puede realizar en los canales que acostumbran a usar. Los adolescentes, los niños, las nuevas generaciones en general convendrían ser formados desde las escuelas. Si esto se hubiese llevado a cabo ya, la alfabetización digital cada vez estaría un poco más avanzada pero, seguimos creando individuos en institutos y universidades sin alfabetizar.

Fuente de la imagen: http://www.publico.es

Facebook: herramienta en el aula

 

Facebook surgió en la Universidad de Harvard, Mark Zuckerberg desarrolló esta herramienta para que los alumnos pudieran comunicarse entre sí. No hace faltar hablar de si funcionó o no. Entonces, si Facebook parte de la rama educativa ¿por qué no implantarlo como una herramienta dentro del aula? Con lo que se ha popularizado esta red, tanto docentes como alumnos forman parte de la misma, ¿Qué os parece unirlos a todos y aprovechar los beneficios que nos puede brindar?

Los docentes están en contra de esta iniciativa, las escuelas también ¿por qué seguir cerrando los ojos a la realidad? Su argumento casi siempre es el mismo: “Facebook distrae” es cierto, pero esta distracción ya la tenemos, ¿por qué no aprovecharla para enviar mensajes didácticos? Facebook es un espacio para compartir, los alumnos se muestran abiertos a interiorizar cualquier información que provenga de la red, creo que es un canal al que se le está subestimando en la docencia.

 Mi idea es que cada clase pudiese abrir un grupo/espacio en el que los alumnos colaboraran entre sí. El profesor sería el administrador de este grupo y debería dotarlo de contenidos: deberes, noticias interesantes, debates… No es necesario que docente y alumno sean amigos para realizar la labor que aquí propongo. Quizás muchos docentes al leer esto se escandalizarán pero, si el alumno habla el lenguaje de Facebook ¿por qué no hablarle a través de este canal?

Creo que partiendo de la base de que todos nuestros alumnos de Secundaria se encuentran en esta red social, sería un incentivo importante servirnos de esta para comunicar las cuestiones didácticas. Abrir un espacio colaborativo en el que los mismos alumnos puedan comunicarse entre sí fuera del horario escolar, resolverse dudas entre ellos, siempre bajo la supervisión de la figura del profesor que, como ya he dicho, funcionaría de administrador.

 Si se sientan las bases y las normas de cómo y para qué vamos a utilizar este espacio, no debe surgir problema, en el fondo surgirán pero, debemos de prepararnos y motivar al alumno mendiante el uso de estas nuevas herramientas.

En anteriores post he hablado de formas en las que el colegio podría fomentar la participación de los padres en las aulas. Estas iniciativas que he ido mencionando debían de partir desde la Administración pues necesitan un despliegue económico para que se puedan llevar a cabo pero, si Facebook es gratuito ¿por qué no servirnos de esta herramienta?

En Facebook hay colegios y Asociaciones de padres que ya han comenzado a dar sus primeros pasos.  El uso que hacen hasta la fecha es diferente del que aquí planteo ¿por qué no reorientar la estrategia y apuntar fuerte para lograr un objetivo?

Objetivo primordial: captar la atención del alumno, involucrarlo directamente a través de este canal y fomentar el espíritu colaborativo.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: