2015-09-19 17.07.32

¿Es lo que ves o lo que crees? Sabia pregunta aunque a veces incierta respuesta.

En ocasiones y sin saber cómo o porqué te das cuenta que tus convicciones y creencias no se corresponden con la realidad ¿mundos paralelos? ¿ceguera?

Existen personas con ciertos valores que van de frente y son lo que ves ¿aburridas? Yo creo que las más interesantes. Existen otra clase de individuos que se enmascaran bajo una fachada que no es real, a veces hasta ellos mismos confunden su realidad con su apariencia y viceversa.

El problema de las personas sinceras es que muchas veces nos creemos que las demás también lo son, por eso nos cuesta tanto ver sus máscaras. La realidad puede ser dura o cruel pero siempre es preferible a una nube de ilusiones que se diluyen con el mínimo soplo de aire. Pero…¿cómo ver la realidad si no te la muestran? He aquí lo divertido (a veces no tan divertido de la vida) La auténtica verdad es tan pura en esta vida que solo uno mismo conoce la suya, no podemos conocer en profundidad a las personas, pero cuando pasamos tiempo con ellas su fachada se puede diluir y caer su velo.

La vida es un continuo aprendizaje y esto la hace muy emocionante, cada ser humano tiene su esencia, su personalidad, carácter, valores… y conforme van viviendo se van adaptando al entorno, y es que somos unos camaleones!!

Pero que no me cuenten historias…”el carácter de una persona la acompaña hasta la tumba” Conforme maduramos deberíamos ir mejorando pero a cierta edad en ocasiones es imposible.

Si me tocase la lotería cambiaría muchas cosas seguro, quizás pediría un lavado de cerebro, que me lo resetearan para ser más ingenua y pensar menos, claro está que dejaría de escribir estas voladuras mentales que periódicamente vomito pero… qué más da? No temo a los cambios, me encantan!! Cada cambio me hace madurar un poco, la vida da muchas vueltas y mi tozudez, mis errores, engaños… me sirven para aprender. Me parece genial que la gente no quiera cambiar pues si todos quisiesen la vida sería maravillosamente caótica. Pero cada cual que diga y piense lo que le de la gana, que viva a su manera como un árbol o como una montaña rusa, esta es mi voladura mental del día… al menos por ahora!

Anuncios