Image

Últimamente ando saturada de multitud de mensajes lanzados por psicólogos, pseudopsicólogos, ilusionistas, oportunistas y charlatanes varios que animan a jóvenes y no tan jóvenes a perseguir sus sueños, alcanzar sus objetivos, luchar por lo que desea y mensajes optimistas similares. No soy yo una persona pesimista, ni mucho menos…más bien entro en el saco de los “soñadores”, creo que no hay nada de malo en ello si tienes la cabeza bien puesta, el riesgo viene cuando eres del tipo: “soñador incontrolado”

Frases del estilo:

  • Cree totalmente en tus sueños y se harán realidad.
  • Tus sueños son el combustible de tu motivación.
  • Un sueño es una meta, persíguela……

¿A qué se aplican este tipo de frases? ¿A quién? Mucha ambigüedad señores pero, ¿cuántos artículos existen en la red cargados de mensajes positivistas para los jóvenes emprendedores? Si realizas en Google la siguiente búsqueda: “cómo emprender un negocio” la red arroja tres millones y medio de resultados (3.540.000). La búsqueda “cambiar de vida” nos da la tremenda cifra de 81 millones de resultados (81.400.000)… y así suma y sigue con cadenas de búsqueda relacionadas con la persecución de un sueño bien sea profesional o personal.

Y es que el dar seudo-consejos de forma gratuita relacionados con los pasos a seguir para dar un cambio radical a toda una vida o comenzar a montar un negocio está de moda.  Ejemplos de individuos que han seguido unos cuantos consejos y han pasado de una cutre-vida a una maravillosa, extraordinaria y apasionante vivencia está a la orden del día. Da igual que seas hombre o mujer, soltero, separado o divorciado, que tengas hijos o  no, que vivas en Pekín, Alicante o Soria…en tus manos está el cambiar tu vida, sin mirar atrás. Perseguir tu sueño es lo más importante porque solo se vive una vez y estás malgastando tus años, meses, semanas y horas con tu triste y aburrida existencia. No permitas que pase ni un solo momento en comenzar a poner en acción estos practi-consejos, con el tiempo te darás cuenta que has llegado a ser una persona nueva o que has tirado por la borda tu vida y eres un desgraciado pero, ¿Qué más da? La vida es riesgo, no?

Una frase que nunca me cansaré de repetir y que aplico a muchísimas situaciones es: “soñar es gratis” Y no es que yo sea una persona que se anquilosa en lo que hay, para nada, sueño, persigo, pienso, reflexiono, medito… me gusta progresar, correr riesgos, odio las rutinas… Creo que el humano por naturaleza debe ser inconformista y optimista pero creo que el raciocinio está por encima de todo . Y, en estas nos vemos ahora, millones de españoles que han perseguido su sueño con la burbuja firmando unos papeles con cláusulas abusivas pero que nada importaba, ni siquiera el saber a que se comprometían, y nada importaba porque su sueño estaba ahí, tras esas cuatro paredes maravillosas en una urbanización de lujo y…¿ahora? Ejem…  pues ahora que no tienen trabajo tienen la magnífica oportunidad de leer uno de estos sencillos y prácticos manuales y emprender un próspero negocio.

Y la moraleja que extraigo de toda esta verborrea es bien sencilla…conócete a ti, tus posibilidades, sueña porque es gratis pero no pierdas tu rumbo, no confíes en lo que  dicen los manuales ultrapositivos, valora también los ultranegativos y saca tus propias conclusiones porque es cierto que tu vida solo es tuya y que solo se vive una vez, pero como la revientes sobremanera ya no habrá forma de vivirla decentemente. Sinceramente, pienso que nadie se conoce mejor como él mismo, no hagas esto con tu vida, confía en las personas, escucha sus opiniones pero no rompas nada más que por ti mismo y tras una decisión muy meditada o llegarán las madres mías.

Yo soñaba con ser artista pero por mi misma me di cuenta que no tenía las dotes ni los contactos necesarios. Recuerdo que mi padre me dijo que él no pagaba tonterías como arte dramático, por ello decidí ser fuerte, apostar por otro camino y en el bagaje me di cuenta que debía desertar ese sueño para perseguir otro, pero que mi sueño era propio y que si lo persigo mucho, él se aleja así que, las cosas pasan y lo que tenga que ser será, fuera frustraciones, amarguras y dramas porque solo se vive una vez y la vida está cargada de altibajos pero, ningún manual de autoayuda te va a dar la receta mágica para superar esos baches, igual que no existe la fórmula del éxito…OJO que esto también está escrito en los manuales de autoayuda ¿me he vuelto uno de ellos? Con sinceridad, me resbala, ahora mismo soy un resultado más de Google pero es lo que pienso y seguiré leyendo las fórmulas del éxito para poder valorarlas. XD

Anuncios